El directivo gerente interino del Fondo Monetario Internacional, David Lipton, NA(Foto:NA)

El Fondo Monetario Internacional recortó este lunes la perspectiva de desarrollo de la economía argentina para los próximos 2 años y subió la estimación de inflación, No obstante flexibilizó la meta fiscal dando oxígeno a fin de que el país pueda proseguir recibiendo auxilio financiero sin necesidad de obtener el déficit cero este año.

La entidad difundió el reporte acerca de la ocasión económica argentina pertinente a la 4ta revisión del pacto, que autorizó el desembolso de US$ 5.400 millones.

El documento advierte que el «primordial riesgo prosigue siendo un cambio prolongado en preferencias de la cartera fuera de los activos argentinos, como resultado de crecientes incertidumbres acerca de el futuro panorama político».

Alertó que la probable dolarización «provocará presiones de depreciación, pasando a la inflación y dando lugar a un incremento en la relación deuda-PIB y una mayor pérdida de reservas de divisas que la proyectada».

El Fondo Monetario Internacional dispuso flexibilizar la meta fiscal para este año al ubicarla en 0,3%, desde el 0% anterior, que facilitará al Ministerio de Hacienda el cumplimiento de la meta.

Además subió la meta fiscal del 3er trimestre, desde el superávit amontonado de $ 60.000 a los $ 70.000 millones y accedió a dar mayor posibilidad de acumular futuro de dólares, hasta US$ 3.600 millones a septiembre, desde el anterior que era de US$ 1.000 millones.

El documento eleva su pronóstico de inflación del 30,5% anterior al 40,2%, lo que producirá que las tasas de interés deberán mantenerse elevadas por más tiempo de lo previsto, impactando en la actividad económica.

apuntó Además que la contracción económica llegará este año al 1,3%, subiendo ligeramente su anterior proyección del 1,2%, y bajó al 1,1% la del año próximo, que Ya antes era de 2,2%.

El documento mantiene que «se espera que la inflación termine el año en cerca de del 40 por ciento debido al incremento de los salarios nominales y un incremento significativo en las esperanzas de inflación».

agrega que «las tasas y el menor desarrollo han contribuido a elevar los niveles de deuda a mediano plazo a 60 por ciento del PIB en 2024».

El Fondo Monetario Internacional consideró Además «probable que una menor recaudación de impuestos en términos reales reduzca los ingresos en cerca de del 1 por ciento del PBI».

fuente: Dario 26

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here